⚽ 🌙 ¿Cómo sería una Fuckup Night de la Liga MX?

Enumeramos los fracasos de las empresas que han sido dueñas de clubes. ¿Qué es lo que no deben hacer los propietarios de equipos, cuáles han sido las fallas más recurrentes?

By El Míster Villanueva

Dentro del futbol mexicano han aparecido una variedad de empresas dueñas de franquicias que por alguna razón han fracasado o han tenido que vender o desaparecer porque el negocio no les da ya por alguna circunstancia. En este newsletter queremos responder una pregunta: ¿cómo aprender de los fracasos, qué lecciones se pueden tomar?

Si tuviéramos que hacer una especie de Fuckup Nights, una serie de eventos que nacieron en México de la mano de Leticia Gasca donde se comparten historias de fracaso profesional, negocios que quiebran y se incendian, los patrocinios que terminan mal, los productos que tienen que ser retirados, ¿cómo sería una de la Liga MX?

Antes de iniciar con nuestro análisis creo que es importante que definamos el ‘tipo’ de dueños que existen en el futbol mexicano. En el libro “El Patrocinio Deportivo” de Alejandro Rojas Flores y David Hernández González, los califica en tres: 

  • Los que compran un equipo porque son muy aficionados al futbol, pero que no tienen conocimiento de cómo se maneja el negocio. 

  • Los que tienen un club porque les brinda la posibilidad de fortalecer negocios colaterales.

  • Los que conocen del negocio y lo gestionan de una manera correcta

En el futbol mexicano nos encontramos con equipos que han tenido más dueños que títulos y que ninguno de ellos ha logrado mantener una estabilidad financiera dentro del club. 

¿Quiénes tendrían que estar en nuestra Fuckup Night?

  • Farmacias del Ahorro. Antonio Leonardo, dueño de la cadena de esta empresa, fue propietario de la franquicia de Jaguares desde el 2002 y fue hasta el 2010 que vendió 51% de las acciones a Grupo Salinas. Intentó mantener el equipo pero los costos los ahogaron

  • Los hermanos López Chargoy. Jesús y Carlos Hugo López Chargoy tuvieron una mala administración y gestión de los equipos que fueron dueños. Dejaron a un equipo (Puebla) con sus nuevos dueños en una crisis económica y al borde del descenso. Se hicieron del San Luis apostando por el apoyo del gobierno potosino para que aportará recursos económicos, el estado dejó de hacerlo y su situación financiera se complicó

  • Oceanografía. Amado Yáñez llegó al futbol mexicano con la franquicia de Delfines de Ciudad del Carmen en el antiguo Ascenso MX. En 2012 compró al Querétaro, equipo que desciende, pero adquirió la franquicia de Jaguares para mantener al club en Primera División.

    En septiembre del 2013 las autoridades mexicanas identificaron irregularidades de Oceanografía en la solicitud de préstamos a la unidad mexicana Citigroup, usando como garantía los pagos que esperaba de sus contratos con PEMEX. En 2014, Grupo Imagen compró a los Gallos Blancos del Querétaro y a principios de este año, Yáñez fue vinculado a proceso por el delito de lavado de dinero y con dos cargos pendientes, uno de ellos por probable desvío de 55 millones de pesos a través de la empresa que administraba al equipo (Oceanografía).

  • TV Azteca. Esta empresa televisora fue dueña de diferentes equipos del futbol mexicano como Jaguares, Veracruz, Toros Neza y Atlas. Sin embargo, con el paso del tiempo, la empresa fue vendiéndolos. Ahora solo tienen a Mazatlán FC

  • Grupo Imagen. En 2019 vendieron a los Gallos Blancos del Querétaro al empresario Jorgealberto Hank Inzunza, debido a su solidez, conocimiento y experiencia en el futbol. Grupo Empresarial Ángeles, a través de un comunicado, estableció que la venta del club se debió a una reorganización empresarial y reinversión del grupo.

  • Fidel Kuri. Dueño del Veracruz que se vio inmerso en una cantidad de problemas financieros que provocó deudas con jugadores, etcétera. El equipo fue desafiliado.

  • Aerolíneas Internacionales. La franquicia del Celaya fue comprada por Jorge Rodríguez, dueño de Aerolíneas Internacionales. El equipo que fue nombrado como Colibríes de Morelos y es el que menos tiempo ha durado en la Primera División. Comenzaron en el Clausura 2003, pero unos días antes de iniciar, su director técnico, Carlos Leonel Trucco, renunció por falta de pago. Se le acumularon deudas, faltas de pago, el descenso, además que Rodríguez fue multado por hablar en contra de la Federación Mexicana de Futbol, multa que no pagó y al tener deudas con sus jugadores y no liquidar en el plazo establecido le quitaron la franquicia. También Aerolíneas Internacionales dejó de existir… que por cierto, no tenía ningún vuelo fuera del país, todos eran locales


Los siete errores más comunes

De acuerdo con la información obtenida por El Míster y charlas con Armando Escamilla, director de Patroria, y Francisco San José, catedrático de la Universidad Anáhuac, enlistamos algunos errores que han cometido las empresas que han fracaso con sus franquicias, las han venido o desaparecido:

  • No tener conocimiento o idea de cómo se maneja el negocio en el futbol mexicano

  • Darle presencia a todos sus patrocinadores en la playera del equipo generando saturación en la playera y poco valor para la venta de espacios comerciales

  • Utilizaron al equipo de futbol como herramienta política

  • Involucraron al equipo en problemas legales de la empresa

  • La mala gestión financiera llegó a provocar deudas con jugadores y cuerpo técnico

  • Dependencia de apoyos económicos por parte de gobiernos locales

  • Tratar de promocionar sus otras empresas o marcas posicionándolos en sitios donde podrían obtener más recursos financieros de otras compañías


¿En qué fallaron Farmacias del Ahorro y Grupo Imagen? 

En la lista anterior mencionamos que uno de los errores que cometieron algunas empresas fue utilizar al equipo como un ‘escaparate de sus marcas’; es decir, renunciaron a la posibilidad de tener patrocinadores principales, porque otras del mismo grupo ocupaban los patrocinios principales y lo único que estaban haciendo era mermar los ingresos. 

Armando Escamilla, director de Patroria, especialistas en patrocinios, analizó para El Míster tres casos de fracaso en específico: Grupo Imagen, Farmacias del Ahorro y Aerolíneas Internacionales. 

  • Las tres empresas vieron al equipo de futbol como un ‘escaparate de sus marcas’ y eran los patrocinadores principales de la playera con lo cual renunciaban a por lo menos 30% de sus ingresos. Aunque efectivamente existía el pago, resulta ser una situación de sacar dinero para ingresarlo a otra compañía del mismo lugar

  • En el caso de Farmacias del Ahorro con Jaguares, del 2002 al 2009 estuvo presente al frente de la playera del equipo y durante 3 años fueron los patrocinadores exclusivos de la playera, aquí se da la situación de una merma muy grande. 

  • En el caso de Grupo Empresarial Ángeles, Multiva (su entidad financiera) tuvo el patrocinio de la playera del 2014 al 2019. Durante tres torneos estuvieron ‘solos’ en el jersey y en otros torneos la compartieron al 50%

  • A todas las empresas y marcas que tenían grandes inversiones en Grupo Imagen, les daban la oportunidad de tener un espacio con el equipo de los Gallos Blancos del Querétaro. Aquí se vuelven a mermar los ingresos porque quien recibía la inversión es la cadena televisiva y no el club

  • La empresa ‘dueña’ del equipo se debe convertir en un gancho para atraer nuevos patrocinadores y no que el club funcione como gancho para beneficiar a las compañías del mismo grupo, como suicidó, por ejemplo, con Aerolíneas Internacionales con los Colibríes que llevaban su logo en el pecho, mismo caso de Jaguares y Gallos

  • No forzosamente todos los patrocinios deben tener presencia en la playera, porque todos se ven afectados, tantas marcas dentro de la playera reducen visibilidad. Los mismo con todos los espacios con mayor visibilidad dentro del estadio, como lo tenía Grupo Empresarial Ángeles con Real Inn, Hospitales Ángeles, Banco Multiva


Depender de cuestiones externas y otros negocios

Cuando se vende o desaparece una franquicia solamente se dan a conocer las consecuencias visibles: como la falta de pago a jugadores y cuerpo técnico, deudas y problemas económicos, pero se desconoce lo que las origina, que es donde realmente está el mal.

El Míster tuvo la oportunidad de charlar con Francisco San José, catedrático de mercadotecnia deportiva de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac, y nos comentó que uno de los males que existen en el futbol mexicano a nivel organización y gestión es la ausencia total de información o datos con respecto al manejo de los clubes. 

“Los equipos del futbol mexicano son la antítesis de las empresas públicas, porque no existe la transparencia de su gestión, se desconoce qué objetivos buscaban, lo que querían lograr, no se sabe su presupuesto, el ingreso, las ganancias o pérdidas de esos clubes”

  • Francisco considera que se pudo dar el caso que existieran ciertas condiciones que en un determinado momento dejaron de estar; por ejemplo, cuando una empresa compró un equipo y recibían apoyo económico del gobierno de ese estado, pero resulta que se da un cambio de gobierno y este nuevo decide ya no apoyar al equipo. Casos como Veracruz, San Luis, Chiapas son un ejemplo claro

  • El especialista comenta que ser dueño de un club forma parte de una situación aspiracional, pero las empresas se deben rodear de personas que conozca del negocio y gestión de futbol

  • En el caso de las televisoras, su negocio principal es manejar sus canales, el equipo de futbol termina siendo como un negocio alterno. En el caso de TV Azteca y Grupo Imagen, desincorporaron a sus clubes porque no constituyen una parte central del negocio

Hablar de los errores y fracasos de empresas en el futbol mexicano no es una manera negativa de retratar a las empresas, al contrario, lo vemos como una forma positiva para futuros dueños o inversionistas de equipos de clubes mexicanos para que no comentan las mismas fallas. 

¿Te imaginas una Fuckup Night de la Liga MX con todas estas historias?


No se olviden de seguirnos en nuestras redes sociales:

Linkedin | Twitter | Facebook | Instragam | Telegram

¡Nos leemos mañana!