📱 Atletas mexicanos aumentan 3,457% su audiencia por JO

Si las marcas buscan números para aliarse con los deportistas mexicanos, ya los tienen. Tokyo 2020 han sido los JO donde los atletas se convirtieron en generadores de contenido.

By El Míster Pérez

En la era digital los Juegos Olímpicos son la oportunidad de los atletas para detonar su audiencia y convertirse en generadores de contenido. ¿Esto los hace rentables? No, pero es el primer paso para ser una marca personal y a partir de ahí detonar posibles acuerdos que les beneficien.

La cosa está así (claro que hay sus excepciones): la mayoría de las empresas lo que buscan son números, no si son buenos deportistas, si transmiten valores importantes, si son exitosos o ganan medallas. No. Hacen un análisis general pero la realidad es que las agencias de publicidad quieren data, visualizaciones, interacciones. Si los deportistas no los tienen no les interesan.

“Los atletas tienen que aprender a trabajar su comunidad”, nos comentó en una de nuestras entregas Fernanda de Paola, CEO de Athlete Booster, agencia de Sports Marketing. “Muchas empresas solo quieren saber cuántos seguidores tiene un atleta”, nos compartió Alejandra Maffey, directora de Neta Agencia Deportiva.

¿Qué tanto impacto pueden tener los atletas mexicanos? Tokio 2020 nos permite ver lo que pueden hacer. Por ejemplo, Rommel Pacheco ha subido 31 videos en TikTok que tuvieron 41.8 millones de visualizaciones o la arquera mexicana Ana Paula Vázquez creció en menos de un mes 3,457% su base de fans en redes sociales.

Gracias a los Juegos Olímpicos los deportistas mexicanos, una buena parte, han aumentado su audiencia considerablemente. Decidimos tomar la base de datos del Social Media & Innovation Report Tokyo 2020 que publicamos antes del inicio del evento para determinar quienes han sido los atletas que más incrementado su base de aficionados en dos sentidos: en total de seguidores y el porcentaje de crecimiento de tuvieron.

Si algo ha carecido (desde siempre) el deporte de alto rendimiento (a excepción del futbol) es la falta de difusión de los atletas que cada cuatro años nos representan en Juegos Olímpicos. Pero gracias a la era del contenido ya no es necesario ni siquiera que una televisora los vuelva famosos. Ya hay otros caminos.

Quizás no lo recuerden, pero hace muchos años en México existió un programa que se llamó “Siempre en Domingo” que conducía Raúl Velasco. Artistas reconocidos hoy como Luis Miguel, Ricky Martin o Shakira iban a su programa, ¿el motivo? Porque si salían tenían todo el escaparate, ventas y fama. Tiempo pasado, la televisión sí ayuda, pero ya no a esos niveles.

Y es el mismo caso es con el resto de medios tradicionales porque si antes la radio, la TV o la prensa escrita eran casi los únicos canales para que se conociera información olímpica, ahora son los propios atletas los que nos llevan de la mano por ejemplo a conocer la Villa Olímpica o el detrás de escenas en los entrenamientos o la Ceremonia de Inauguración.

Entre la data relevante que encontramos en la investigación que realizamos es la de la arquera mexicana Ana Paula Vázquez quien creció su base de seguidores 3,457%, en menos de dos meses.

Rommel Pacheco, quien anunció su retiro del alto rendimiento hace unos días, entre junio y este mes de agosto su base de fans de social media aumentó más de 1 millón para convertirse en el atleta olímpico con más seguidores superando a Daniel Corral que al momento de realizar el Social Media & Innovation Report Tokio 2020 tenía el primer sitio.

Algunos atletas ya tienen sponsors o algunas agencias que los representen como Atletas MX, Athlete Booster o Neta Agencia, entre otras, pero otros no tienen detrás a alguien que los apoye pero ahora al menos tienen lo que tanto desean las agencias de publicidad: datos para tener una opción de patrocinio y comenzar a trabajar su marca personal.

Insights relevantes de ambas gráficas

  • Los éxitos deportivos son relevantes para que la audiencia tenga presente a los atletas y se sumen a sus redes sociales. Ya sea por la data de porcentaje de crecimiento o el incremento de seguidores totales todos los medallistas mexicanos (los que van hasta hoy) están presentes (Alejandra Orozco, Gabriela Agúndez, Luis Álvarez, Alejandra Valencia, Aremi Fuentes)

  • Ana Paula Vázquez es una de las grandes ‘ganadoras’. La arquera mexicana antes de Tokio tenía 20,089 seguidores entre TikTok, Twitter e Instagram, hasta ayer ya sumaba 714,700.

  • Rommel Pacheco, quien se ha destacado por ser uno de los atletas que mejor contenido realiza, pasó de 2.2 millones a 3.3 millones entre TikTok, Twitter, Instagram y Facebook

  • Seis de las atletas que están en la gráfica de seguidores totales sumaron más de 100,000. Alexa Moreno, quien ha sido una de las más mediáticas y que destacó además de su cuarto lugar por ser una de las imágenes principales de Toyota, sumó más de 455 mil seguidores

  • Aremi Fuentes, ganadora de una presea de bronce en halterofilia, aumentó su base de fans en 425%, sin que su actividad sea la más popular del país (pese a los éxitos que nos ha dado del 2000 a la fecha)

  • Gracias a los casi 150,000 fans más, la clavadista mexicana Carolina Mendoza superó el millón de seguidores entre sus cuatro redes sociales

  • Sin considerar a los futbolistas y Adrián González (beisbol), los deportistas mexicanos con más seguidores son Rommel Pacheco (3.38 millones), Daniel Corral (3.37) y Carolina Mendoza (1.1)

Parece, al menos, que los deportistas mexicanos tienen más opciones de capitalizar su éxito deportivo. Convertirse en sus propios generadores de contenido es un camino para posicionar su marca personal, su estilo de vida, su detrás de cámaras en los entrenamientos. Si muchos ya lo hacían antes, ahora con la data que tanto les interesa a las marcas tienen la posibilidad de caminar hacia la rentabilidad.